¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES DEL HÍGADO?


El hígado es responsable de la fabricación de proteínas (para la coagulación, transporte de hierro o el mantenimiento del balance de líquidos adecuado), de ácidos biliares (para la absorción de grasas), de la regulación del metabolismo (estabiliza el nivel de glucosa, produce colesterol cuando es necesario y regula todo el metabolismo de las grasas), la eliminación de toxinas (generadas por el cuerpo e ingeridas) y, filtración y destrucción de bacterias y virus.

Volver al índice

¿QUÉ ES LA HEPATITIS C?


Nuestro cuerpo se defiende de las infecciones por medio de una respuesta inflamatoria que consiste en la llegada de glóbulos blancos y en la dilatación de venas y capilares. Algunos virus afectan en mayor grado al hígado y penetran en sus células. La hepatitis C es una inflamación del hígado producida principalmente por la infección del virus de la hepatitis C.

Volver al índice

¿CÓMO SE CONTAGIA?


Por transfusión sanguínea (y/o derivados de la sangre) realizada antes de 1992. La hepatitis C se identificó en 1989, pero no se desarrollaron pruebas de cribado hasta unos años después. La sangre y los hemoderivados no eran objeto de un cribado sistemático del virus de la hepatitis C antes de 1992, por lo que quizá haya estado expuesto al virus de la hepatitis C en caso de que haya recibido una transfusión de sangre antes de 1992. Algunas personas no saben si han recibido una transfusión de sangre. Podría haber recibido una durante:

  •     - Una cirugía de trasplante
  •     - Intervenciones de cirugía mayor
  •     - Una Hospitalización en cuidados intensivos por Hemorragia incontrolada

Hoy día, la sangre y los hemoderivados que utilizan los médicos son objeto de un cribado sistemático del virus de la hepatitis C en la mayoría de los países y también se someten a procedimientos de inactivación de virus cuando procede.


Por transmisión sexual:


-El riesgo de transmisión a través de las relaciones sexuales es muy bajo, pero podría ser mayor cuando una mujer tiene la menstruación o cuando uno de los miembros de la pareja presenta lesiones genitales. En todos los casos, las personas con Hepatitis C que tienen más de una pareja sexual deben mantener relaciones sexuales sin riesgo (uso de preservativo). Normalmente, quienes mantienen relaciones heterosexuales estables con una sola pareja no necesitan modificar sus prácticas sexuales habituales.


A través de procedimientos cruentos y otros procedimientos en los que se rompe la piel. Podría suceder en caso de que el equipo no se haya esterilizado o limpiado debidamente o de que se contamine accidentalmente con sangre, por ejemplo, durante:

  • - Hemodiálisis
  • - Realización de tatuajes o perforaciones (piercing)
  • - Acupuntura
  • - Intervenciones odontológicas
  • - Tratamientos de belleza (por ejemplo, peluqueros o barberos)
  • - Consumo de drogas vía inyectable.

    • En el consumo de drogas vía inyectable, el hecho de compartir una aguja o jeringa, o el material para preparar la droga, podría ser una vía de transmisión del virus de la
      Hepatitis C.

      Volver al índice

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?


Generalmente, el paciente no presenta síntomas durante la primera infección. Sólo 15 de cada 100 personas presentan síntomas sugestivos de enfermedad en el hígado; para la mayoría de ellos, la enfermedad pasa desapercibida.

Volver al índice

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?


Cuando se realizan controles médicos en centros de trabajo o al donar sangre se descubre a los portadores. Cuando el médico sospecha una enfermedad en el hígado, solicita un análisis de sangre para medir las proteínas transaminasas y determinar así el funcionamiento del hígado. Si estas se encuentran elevadas, solicita una nueva determinación unos meses después. Si continúan elevadas, solicita exámenes más específicos buscando la causa, entre ellas, determinación del virus de la hepatitis C. Una vez confirmada la infección por el virus de la hepatitis C, solicita la determinación del genotipo (tipo de virus C) y la carga viral (cantidad del virus en sangre). El genotipo es importante ya que hay seis diferentes y predice el tiempo de tratamiento y probabilidades de éxito.

Volver al índice

ADEMÁS DE LOS EXÁMENES DE SANGRE, ¿QUÉ OTROS EXÁMENES ME REALIZARÁN?


Ecografías, tomografías o biopsia hepática para evaluar la evolución de la enfermad y grado de afectación del hígado.

Volver al índice

¿CUÁLES SON LAS DIFERENCIAS ENTRE INFECCIÓN AGUDA Y CRÓNICA?


Infección aguda: “La presencia de síntomas clínicos y elevación de las transaminasas durante menos de seis meses”. Infección crónica: 80% de los infectados tienen presencia del virus por más de 6 meses tras la infección y la inflamación evoluciona a fibrosis, la cual consiste en una cicatriz que produce endurecimiento del interior del hígado. La inflamación puede evolucionar a cirrosis (2-20%) y hasta cáncer hepático (3%). Este proceso es variable y puede tardar menos de 10 o más de 30 años. 6% pueden sufrir descompensación hepática y un 3% pueden fallecer.

Volver al índice

¿QUÉ OCURRE SI FALLA EL HÍGADO?


Si hubiese síntomas, al inicio, serían pérdida de apetito, náuseas, dolor leve, inapetencia por el tabaco en fumadores. Luego, ictericia (color amarillento de la piel) ocasionado por el acumulo de bilirrubina, picor, etc. Si continua evolucionado la fibrosis, el hígado no produce proteínas, por lo tanto hay acumulación de líquidos e infecciones y no se eliminaría el amoniaco de la sangre lo que ocasionaría mareos y confusión, etc. En los casos más graves evolucionará a cirrosis (daño irreversible del hígado).

Volver al índice

SI TENGO RELACIONES SEXUALES CON ALGUIEN INFECTADO, ¿PUEDE TRANSMITIRME EL VIRUS DE LA HEPATITIS C?


El riesgo de transmisión a través de las relaciones sexuales es muy bajo, pero podría ser mayor cuando una mujer tiene la menstruación o cuando uno de los miembros de la pareja presenta lesiones genitales. En todos los casos, las personas con Hepatitis C que tienen más de una pareja sexual deben mantener relaciones sexuales sin riesgo (uso de preservativo). Normalmente, quienes mantienen relaciones heterosexuales estables con una sola pareja no necesitan modificar sus prácticas sexuales habituales.

Volver al índice

MI FAMILIA, ¿DEBE TENER CUIDADO O EVITAR EL CONTACTO CONMIGO?


No. No hay riesgo al dar besos a los hijos, abrazos o compartir los utensilios de la vida diaria como platos, vasos, etc. Tener precaución de no compartir cuchillas de afeitar, cepillos de dientes, etc. pero esto ya se hace habitualmente. Si una persona portadora del virus C se corta, debe tapar la herida lo antes posible y poner unas gotas de lejía si han caído gotas de sangre sobre alguna superficie y limpiarlo al cabo de unos minutos. Si se mancha la ropa de sangre, incluso durante la menstruación, no hay que utilizar medidas especiales y se puede poner en la lavadora.

Volver al índice

SI ESTOY EMBARAZADA Y ME DETECTAN LA INFECCION POR EL VIRUS DE LA HEPATITIS C,¿PUEDO TRANSMITIRLE EL VIRUS A MI HIJO?


Existe un riesgo del 4% pero aún no está claro si la transmisión del virus se produce in útero o en el momento del parto tras el contacto con la sangre materna.

Volver al índice

Y, ¿DURANTE LA LACTANCIA?


No hay riesgo de contagio para el niño por medio de la lactancia materna, pero hay que tener la precaución de que no hayan heridas en el pezón o areola

Volver al índice

¿EXISTE ALGUNA VACUNA PARA EVITAR EL CONTAGIO?


No.

Volver al índice

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?


Hasta hace poco, el tratamiento de los pacientes con infección por el virus de la hepatitis C se realizaba con Interferón pegilado y Ribavirina pero sólo un 40% de los pacientes aproximadamente respondían al tratamiento y lograban mantener la carga viral indetectable. Con el advenimiento de las nuevas terapias con antivirales de acción directa, se ha logrado aumentar entre un 70 y 80% la tasa de curación y reducir el tiempo de tratamiento a la mitad. La respuesta al tratamiento depende de la carga viral al inicio, el genotipo, estadio de fibrosis, presencia o no de cirrosis descompensada y adherencia al tratamiento.

Volver al índice

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO?


El más importante es eliminar el virus en la sangre. Se considera eficaz si es indetectable 6 meses después de finalizar el tratamiento. Por otro lado, normalizar las transaminasas y reducir la inflamación y/o fibrosis del hígado para evitar la cirrosis y cáncer hepático.

Volver al índice

¿SÓLO ME OCURRE A MÍ?


Claro que no. Se estima que en el mundo hay entre 170 y 240 millones de personas portadoras del virus de la hepatitis C. En España, aproximadamente el 2% de la población adulta está infectada, lo que representa a 700.000 personas.

Volver al índice

¿EXISTEN MEDICAMENTOS QUE NO PUEDO TOMAR?


Hay medicamentos que pueden afectar a tu hígado por lo que tu médico debe conocer todos los fármacos, suplementos vitamínicos y/o minerales, productos de herbolario, etc. que estés tomando. No olvides además consultar a tu médico antes de iniciar un medicamento nuevo.

Volver al índice

¿DEBO CAMBIAR MIS HÁBITOS ALIMENTARIOS?


No hay una dieta especial que debas seguir. Debes mantener una dieta balanceada y equilibrada y evitar el sobrepreso ya que puede afectar el funcionamiento de tu hígado.

Volver al índice

¿PUEDO TOMAR ALCOHOL?


No, el alcohol está totalmente prohibido. Se ha demostrado que incluso pequeñas cantidades empeoran el daño hepático, aceleran el progreso de la enfermedad y disminuyen el efecto de los medicamentos.

Volver al índice

¿Qué es el hígado y dónde está situado?


El hígado es un órgano glandular muy grande, de color rojo oscuro, situado en la cavidad abdominal superior, por debajo del diafragma y de las costillas. Se extiende a través del abdomen superior, aproximadamente unos 20 centímetros, y se prolonga irregularmente unos 15 ó 17 centímetros en dirección vertical, desde la parte frontal de la espalda. Está dividido en dos lóbulos, derecho e izquierdo, y el derecho tiene aproximadamente tres veces el tamaño del izquierdo.

Volver al índice

¿Puede un paciente sobrevivir sin hígado?


No. Es esencial para la vida.

Volver al índice

¿Cuáles son las principales causas de la disminución o empeoramiento en la función del hígado?


  • a) Infecciones.
  • b) Infestación parásita.
  • c) Invasión cancerosa.
  • d) Envenenamiento del hígado, procedente de la ingestión de venenos o ciertas medicaciones que lo pueden afectar contrariamente.
  • e) Obstrucción prolongada de los conductos biliares, con obstrucción de la salida de la bilis.
  • f) Fuerte desnutrición.
  • g) Alteración en el suministro de sangre al hígado.
  • h) Sustitución de su estructura vital, por sustancias anormalmente producidas, como amiloides.
  • i) Trastornos en la química del hígado.
  • j) Cirrosis del hígado (sustitución de sustancia hepática por tejido fibroso).

Volver al índice

¿Son muy comunes las enfermedades del hígado?


Sí. pero no muy manifiestas, porque el hígado tiene una facultad extraordinaria para combatir y eliminar la enfermedad, y funcionar satisfactoriamente pese a ella.

Volver al índice

¿Puede el hígado continuar satisfactoriamente su función cuando hay una gran parte de su sustancia que está afectada por un proceso patológico?


Sí.

Volver al índice

¿Es fácil de diagnosticar una enfermedad del hígado?


No, ya que una enfermedad seria y progresiva puede existir durante muchos años sin producir signos o síntomas aparentes al paciente. Esto se debe a que el hígado tiene una gran reserva funcional.

Volver al índice

¿Cómo se puede descubrir si existe enfermedad del hígado?


Observando cuidadosamente el historial del paciente, con un reconocimiento médico a fondo, y mediante varias pruebas de laboratorio realizadas en sangre, heces y orina.

Volver al índice

¿Pueden afectar al hígado las enfermedades cardiacas?


Sí. Cuando el corazón funciona deficientemente o falla, el hígado puede agrandarse e hincharse por la sangre estancada. Si esta situación persiste durante mucho tiempo, es posible que se produzca una lesión permanente del hígado.

Volver al índice

¿Los cálculos biliares causan alguna vez daño al hígado?


Sí, obstruyendo los conductos biliares y el flujo de la bilis al interior del intestino, porque la bilis se ve impulsada hacia atrás, al interior de la estructura del hígado. Esto es fácil que produzca un gran daño a la función del hígado y a las propias células de éste. Tal estado, si persiste, puede causar cirrosis biliar.

Volver al índice

¿Puede alguna vez producirse una infección bacteriana en el hígado?


Sí. Las bacterias pueden formar una infección dentro del hígado, bien generalizada o en forma de un absceso o varios. Esto quizá suceda como una complicación de otras enfermedades, tales como neumonía, fiebre tifoidea, apendicitis, etc. Estas complicaciones son relativamente raras hoy, porque se trata la enfermedad fundamental con antibióticos, que es un tratamiento eficaz.

Volver al índice

¿Se ve alguna vez afectado el hígado por otros microorganismos?


Sí, por un protozoo, conocido como Entamoeba histolítica, que es la causa de la disentería amebiana. Con mucha frecuencia, la infección del hígado y la formación de abscesos son complicaciones de este tipo de disentería.

Volver al índice

¿Los parásitos infestan alguna vez el hígado?


Sí. Una amplia variedad de parásitos puede encontrar la forma de llegar al hígado, bien por haber sido ingeridos en comidas o aguas contaminadas, bien por penetrar en la piel de una persona que se bañe en aguas infestadas. Esto se da con más frecuencia en climas tropicales.

Volver al índice

Copyright © 2014 Cruz Roja Española.

Con la colaboración de Janssen